La caja tonta se vuelve inteligente

30 Jun 2014

La caja tonta se vuelve inteligente

Posted by with - in Sin categoría

Smart TV
La televisión se ganó el calificativo de “caja tonta” por su capacidad para anclar a una familia en el sofá durante horas consumiendo “lo que echasen”. En la actualidad la forma de ver la televisión ha cambiado y ya no disfrutamos de ella como lo hacían nuestros abuelos. Solo tienes que mirar a tu alrededor para comprobar como cada uno de nosotros la usa de un modo diferente. A mi, por ejemplo, me gusta ponerla de fondo mientras realizo otras actividades, pero encontrarás quien prefiere pasar el rato haciendo zapping sin buscar algo concreto. Hay por el contrario, quien lo tiene claro y sabe qué programas quiere ver pero le resulta imposible localizarlos dependiendo del horario. Otros, mientras ven su programa favorito, utilizan sus dispositivos móviles como segunda pantalla para acceder a las redes sociales y opinar en tiempo real sobre lo que están viendo.
Comienza una era televisiva en la que el canal o la hora de emisión son irrelevantes. Debido al ritmo de vida que llevamos, el público ya no quiere esperar y busca una programación a la carta que les permita consumir sus programas y series favoritas en el momento que lo deseen. Cada vez es más habitual encontrarse usuarios que utilizan dispositivos móviles para visionar “en diferido” o “en directo” sus programas favoritos.
Las nuevas generaciones se sienten muy cómodas usando dispositivos móviles. Más de la mitad de los hogares con niños entre tres y quince años tienen una tablet o un ordenador, algunos niños incluso tienen su propio dispositivo móvil y lo consideran su mejor juguete. Los hábitos de estas nuevas generaciones y el crecimiento de dispositivos móviles en los hogares están obligando a la televisión tradicional a evolucionar y a probar nuevas alternativas a pesar de que todavía son los reyes del salón y conservan grandes audiencias. Los fabricantes de televisores ya están buscando acuerdos de colaboración para desarrollar un sistema que convierta la caja tonta en una televisión inteligente o traducido al ingles “Smart TV”.
Smart TV es la denominación que los fabricantes de televisores escogieron para presentarnos sus modelos de TV más avanzados. Son básicamente televisores con un sistema operativo que permite al usuario conectarse a Internet y mediante un proceso sencillo descargar e instalar aplicaciones de un modo muy similar a como se hace en los teléfonos móviles.
Una Smart TV incorpora también funcionalidades con las que podemos grabar y reproducir contenidos desde diferentes fuentes, dejar comentarios en las redes sociales, utilizar nuestro correo electrónico, descargar videos de Youtube, alquilar películas, etc. Una alternativa que si los videoclubes on-line saben gestionar bien puede suponer un freno a las descargas ilegales.
Como veis, se avecinan momentos de grandes cambios en donde todo esta por definir y surgen grandes interrogantes. Por ejemplo, ¿qué pasará si Apple y Google deciden entrar de pleno en el negocio de las televisiones? ¿Cómo cambiará el sector? Actualmente Apple ya tienen a la venta “Apple TV” y crecen los rumores acerca de un canal de televisión por cable. Esta compañía ya demostró que gracias a la facilidad de uso y el diseño excelente de sus productos, puede revolucionar cualquier sector que guarde relación con lo tecnológico.
Internet tendrá mucha relevancia en esta revolución y ya está influyendo en los modelos de negocio que actualmente tienen establecidos los propietarios de los canales de televisión. Hace poco una sentencia que dictó el Tribunal Supremo obligaba a desaparecer a nueve canales TDT de la televisión española. El canal Xplora fue uno de ellos, pero se resistió a desaparecer y ofreció a los espectadores la posibilidad de ver sus programas en streaming a través de Internet. Una apuesta arriesgada porque el público todavía está acostumbrado a encender su televisor e ir en un solo paso al canal que le interesa; aunque en breve todas las televisiones estarán conectadas a Internet y entonces las posibilidades que se presentarán serán infinitas y todos tendremos que reinventarnos.
Es también un momento de oportunidades para los desarrolladores de aplicaciones móviles. Algunos canales ya se han dado cuenta de esto y están desarrollando estrategias combinadas entre ambos soportes y en la actualidad las series de éxito infantil ya tienen publicadas Apps que permiten a los niños pasar más tiempo entretenidos con sus personajes favoritos. Pueden acceder a varios apartados, en donde encontrarán un listado de los capítulos emitidos y seleccionar el idioma en el que quieren escucharlo, tienen juegos que les permiten colorear los personajes de la serie, hacer puzles, etc.
Los dispositivos móviles NO se utilizan solo para consultar la rejilla de programación y buscar información detallada de aquello que se desee visionar. Los espectadores ya puedan votar a través de aplicaciones y decidir quienes son los ganadores de los concursos televisivos. Si mantienen abierta la aplicación durante la emisión del programa, el espectador recibe todo tipo de contenidos relacionados con lo que se está emitiendo para que puedan valorarlos. Los propietarios de las aplicaciones aprovechan este feedback sobre el contenido que están emitiendo para reconducir el programa y cautivar de nuevo a su público.
Se necesitan aplicaciones que faciliten la experiencia televisiva porque cada vez hay mas canales y muchos programas que no interesan. El ingenio de algunos desarrolladores ya nos permite ‘saltarnos’ los anuncios de las cadenas mediante avisos al móvil, disponer de un sistema de alarma que nos avisa cuando comienzan los programas que nos interesa, pero todavía queda mucho por hacer.

Comments are closed.